Clorador salino para una piscina

El clorador o depuradora salina es uno de los accesorios más de moda en la actualidad en el sector de la piscina o no se limita únicamente a convertir una piscina de cloro a una piscina de agua salada, ya que tiene más funcionalidades.

El clorador salino es un sistema eléctrico que desinfecta el agua mediante la disolución de sal (cloruro sódico) en el agua que se va a tratar. El equipo clorador es el aparato encargado de separar el cloro del sodio mediante corriente continua, extrayendo y desinfectando el agua y volviendo a combinarla con el sodio, repitiendo el ciclo indefinidamente.

Clorador salino piscina

Para que se produzca la cloración salina necesitamos dos elementos esenciales: El cloruro sódico (la sal) y el equipo clorador eléctrico. Esta combinación da lugar al hipoclorito sódico, que es el responsable de desinfectar el agua de la piscina destruyendo las algas, bacterias y patógenos.

Para que una piscina esté completamente desinfectada, es necesario tener controlado tanto el cloro como el PH. Además, también es importante el uso de floculante ya que dependiendo del tipo de agua y de la zona en la que esté ubicada la piscina, evita la aparición de algas y el enturbiamiento del agua.

Una de las ventajas de instalar un clorador salino es que el control del cloro será automático. Lo único que hay que controlar es la cantidad de sal que debe de haber en el agua que son 5kg por metro cúbico.

En cambio, para mantener los niveles de PH, lo tenemos que seguir haciendo de forma manual, o bien instalar una bomba dosificadora justo a continuación del clorador para que el agua pase por esta bomba y nivele su PH.

Pues bien, la gran aceptación del clorador salino en el mundo de las piscinas viene dada porque tiene muchas ventajas respecto al sistema de depuración tradicional, la principal es el confort que se produce al bañarse en una piscina de agua salada que es como si estuviéramos bañándonos en el mar, pero con una sensación más liviana y reconfortante. Además, todo el sistema de depuración es mucho más natural y, por tanto, más sano y beneficioso para los cuerpos de las personas que se bañan en la piscina. A continuación, citamos a modo de resumen las principales ventajas de tener una depuradora salina en nuestra piscina:

  • Confort: Bañarse y nadar en una piscina de agua salada es mucho más placentero que una piscina de cloro con muchos productos químicos. La sensación es como de más suavidad cuando nos movemos en el agua.
  • Higiene y salud: El cuerpo no sufre los daños que sufre con una cloración artificial basada en cloro y productos químicos. Los ojos no se ponen rojos, el pelo no se estropea y la piel no se pone seca por poner algunos ejemplos.
  • Medio ambiente. Con un sistema de depuración basado en clorador salino contribuimos al uso de elementos naturales que son sostenibles y respetuosos con el medio.
  • Ahorro. Aunque pienses que un clorador salino es más caro por la inversión que hay que realizar para ponerlo, a largo plazo es más económico y en pocos años estará amortizado debido al ahorro significativo en el posterior mantenimiento. Ya no tendrá que comprar productos químicos y lo único que tendrá que comprar es sal. También cabe hacer hincapié que como la sal no es corrosiva, la vida útil de todo el sistema de depuración salino es mucho más larga.

¿Estás deseando cambiar tu depuradora de cloro por un clorador salino? No dudes en solicitarnos presupuesto para tu piscina rellenando el formulario. Trabajamos con todas las principales marcas del mercado en sistemas de depuración salina y con los mejores profesionales repartidos por toda la península que le realizarán el cambio de depuradora con total garantía.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665