Cómo aprovechar la piscina en invierno

Cómo aprovechar la piscina en invierno

Con este frío a pocos nos apetece darnos un baño en una piscina con el agua congelada, y es que las piscinas exteriores ya se taparon esperando al verano siguiente. Igual que muchos animales, las piscinas hibernan y el agua queda helada, desaprovechada y la estructura también queda inutilizada hasta el verano siguiente. Pero no todo está perdido, si quieres sacar provecho a tu piscina en invierno nosotros te contamos cómo.

Aprovecha tu piscina

Cubiertas de piscina: Es la mejor solución para alargar la temporada de baño, a demás de ser una solución sencilla y popularizada para poder seguir haciendo uso de la piscina durante el invierno. Hay muchos tipos de cubiertas: Planas, bajas, medias, altas... y cada una se ajusta a las necesidades del usuario. Puedes visitar nuestro apartado de cubiertas para piscina para obtener más información sobre los tipos de cubiertas.

Paneles solares: las placas solares, por ejemplo, pueden llegar a aumentar la temperatura de la piscina hasta 10 grados, el aumento o disminución de la temperatura del agua pueden depender del tamaño de la piscina, el panel solar y la proximidad del propio panel a la misma. Es importante saber que cuantas más placas solares se pongan calientes estará el agua de la piscina.

Las mantas térmicas también son una buena solución para mantener caliente el agua de una piscina durante el invierno. Son muy parecidas a las persianas y cubiertas, proporcionando calor y haciendo que la temperatura de agua de la piscina aumente y poder aprovechar para bañarse aunque la temperatura del exterior siga siendo fría.

Utilizar el agua para el riego también es una buena opción para aprovechar la piscina en invierno. Es una forma de darle uso aunque no esté destinada al baño. Gracias a los medidores de cloro podemos ver si el agua de nuestra piscina está preparada para usar en nuestras plantas del jardín. Si los niveles de cloro son inferiores a 0,3 mg, la presencia del mismo en el agua no tendrá ninguna consecuencia negativa.

Otra de las opciones para sacar rentabilidad a tu piscina es utilizar el agua para algún elemento decorativo. En internet hay consejos para convertir la piscina en un estanque. Para ello hay que limpiar el agua de la piscina liberando la misma de restos de cloro y los productos químicos.

Por último, otra opción para nuestra piscina durante el invierno es utilizar piscinas cuyo suelo se convierte también en el suelo del jardín. El suelo de estas piscinas sube al activarlo y se instala a ras del suelo del jardín, el patio o del interior de la vivienda. De esta forma se aprovecha el espacio que ocupaba la piscina. Este efecto también se puede obtener con una cubierta plana.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665