Rehabilitación integral de una piscina

Cuando hablamos de rehabilitar una piscina, normalmente nos referimos a realizar los trabajos necesarios sobre una piscina vieja y que hace tiempo que no se utiliza para que vuelva a ser funcional y esté lista para su uso y disfrute, aunque también nos podemos referir con este término a renovar una piscina vieja actualmente en uso para darle un aspecto más moderno y estético.

Podríamos dividir la obra de la rehabilitación integral de una piscina en dos partes: la rehabilitación del vaso y la sustitución de los componentes viejos de la piscina por otros nuevos. Cuando hablamos de rehabilitar el vaso de la piscina, nos referimos a dejar el contenedor de agua como si estuviera recién construido y además realizar las mejoras que se deseen dentro del vaso como pudiera ser la construcción de unas escaleras integradas en la piscina. En cuanto a la sustitución de los componentes de la piscina, tendremos nueva depuradora (hoy en día se suele poner un clorador salino o depuradora de sal) skimmers, sumidero, boquillas, tuberías, focos de iluminación, etc. pero siempre se pueden aprovechar los elementos de la piscina vieja si es posible. También se pueden añadir nuevos elementos extra a la piscina tales como chorros, cascadas, tematizaciones, sistema de nado contracorriente, robot limpiafondos, bomba de calor o un vallado para la piscina.

Para rehabilitar el vaso de una piscina, actualmente se suele usar la lámina armada (o liner armado), que es una membrana de PVC-P de un grosor de entre 1,35 y 1,60 mm, con una malla intermedia de poliéster que destaca por su capacidad de impermeabilización, su elasticidad, su resistencia y la capacidad para dejar la piscina con un aspecto muy estético y moderno ya que cada vez cuentan con diseños y colores más variados y atractivos que no tienen nada que envidiar al gresite. La ventaja de rehabilitar una piscina con liner armado es que con el mismo material impermeabilizamos la piscina y la revestimos con total garantía. Para una rehabilitación integral de una piscina también se pueden utilizar otros materiales como son la fibra de vidrio, el hormigón con gresite (método antiguo) o el microcemento.

Por desgracia, hoy en día no se puede aplicar cualquier método para rehabilitar una piscina a cualquier piscina, ya que dependerá del tipo de piscina, los materiales con los que está construida, la coyuntura del terreno, etc… así que no podremos aplicar siempre el sistema que más nos gusta. Incluso hay casos en que la piscina está tan dañada que sale más rentable hacer una piscina nueva que rehabilitar la piscina vieja. Por este motivo, lo mejor es que un profesional cualificado y con experiencia del sector de la piscina le haga una visita para ver la piscina y asesorarle adecuadamente para que pueda tomar la mejor decisión.

En Piscinazos siempre le ofreceremos más de una solución y la mejor oferta para rehabilitar su piscina, para ello solo tiene que rellenar nuestro formulario de presupuesto o ponerse en contacto con nosotros por cualquier otro medio.

A continuación le mostramos algunas imágenes de piscinas rehabilitadas por profesionales y empresas que trabajan con nosotros:

Antes
Rehabilitación piscina con liner armado antes
Después
Rehabilitación piscina con liner armado después
Antes
Rehabilitación piscina con lámina armada antes
Después
Rehabilitación piscina con lámina armada después

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665