Impermeabilización del vaso de una piscina

Cuando una piscina pierde agua en mayor o menor medida, es conveniente dar solución al problema en la mayor brevedad posible ya que cuánto más tiempo pasa más difícil y costosa será la reparación.

Una piscina puede perder agua por muchas razones, pero si tenemos en cuenta el tipo de reparación se pueden resumir en dos posibles causas de pérdida de agua:

  1. Que pierda agua por algún elemento de la piscina dentro del sistema hidráulico.
  2. Que la piscina pierda agua por el vaso de la piscina.

Impermeabilizar el vaso de una piscina

En el primer caso la solución es relativamente más sencilla ya que la piscina está perdiendo por algún accesorio de la piscina como pueden ser las tuberías, skimmers, sumidero… o por un mal funcionamiento de la bomba o el filtro. En estos casos, la piscina suele perder unos centímetros de agua y estabilizarse en un punto, las pérdidas no son muy importantes. Si la pérdida es por tuberías se puede complicar el trabajo a realizar porque puede que se tenga que levantar el suelo. Para solucionar estas fugas de agua una vez localizadas, bastará con reparar o reemplazar el elemento que está ocasionando el problema.

Si se han hecho las pruebas de presión oportunas y se descarta que la piscina pierde por alguno de los elementos comentados anteriormente, se estima que la piscina pierde por el vaso. En estos casos la piscina suele perder mayor cantidad de agua, incluso puede llegar a vaciarse.

Las pérdidas de agua por el vaso de una piscina pueden deberse a distintos motivos. A continuación detallamos los más frecuentes:

  • La piscina ya es muy antigua y necesita renovarse, se le ha acabado su vida útil. En este caso lo ideal es realizar una rehabilitación integral.
  • La piscina ha sido mal construida, la empresa que se la construyó cometió algún error al construir la estructura del vaso o utilizó los materiales inadecuados, lo que ha derivado en pérdidas importantes de agua.
  • Terreno en mal estado o con raíces. El terreno no es adecuado para el material con el que ha sido construida la piscina o hay raíces que presionan el vaso y provocan las pérdidas.
  • Debido a un mal mantenimiento de la piscina o a las condiciones climatológicas, han aparecido grietas o fisuras por el vaso con una dimensión considerable que conlleva la pérdida de agua.
  • Hay problemas de unión entre la estructura del vaso y los accesorios de la piscina tales como tubos, focos o skimmers. La unión entre el hormigón y estos accesorios no es estanca y puede producir pérdidas importantes de agua en la piscina.

Una vez estamos seguros de que la piscina pierde por el vaso, la única solución que hay para solucionar las fugas y pérdidas de agua de manera definitiva es impermeabilizar por completo el vaso de la piscina con algún material apropiado para el tipo de piscina, el motivo que generó las pérdidas de agua y el entorno donde está construida.

Si optamos por poner un parche y sellar solo una parte de la piscina, el problema seguirá estando presente y en poco tiempo volverá a perder agua, bien por el mismo punto o bien por otro debido a la presión que se ejerce sobre el vaso por no impermeabilizarlo por completo.

Métodos para impermeabilizar el vaso de una piscina

Una vez ya sabemos que la solución para acabar con los problemas de pérdidas de agua es impermeabilizar el vaso, el trabajo se puede realizar de varias maneras y con distintos materiales. Los tres métodos más frecuentes para impermeabilizar una piscina son los siguientes:

1. Impermeabilizar el vaso de la piscina con liner o lámina armada. Es la solución más usada en la actualidad en piscinas de hormigón o piscinas de acero debido a su gran relación calidad/precio, la garantía de estanqueidad que ofrece este material y la rapidez de la obra. Consiste en recubrir la piscina con lámina de PVC también llamada lámina armada o liner de un grosor de entre 1,35 y 1,60 milímetros que actúa como impermeabilizante y elimina por completo la posibilidad de pérdida de agua por el vaso de la piscina. Otra de las ventajas de usar este material para la impermeabilización de la piscina es el factor estético, ya que la piscina queda como nueva al revestirla por completo.

2. Impermeabilizar con fibra. Se suele usar para impermeabilizar piscinas de poliéster y fibra junto al gel coat pero también se puede usar en piscinas de hormigón. La obra consiste en aplicar fibra de vidrio por todo el vaso de la piscina para eliminar cualquier posibilidad de pérdida de agua por el vaso.

3. Impermeabilizar hormigonando. Este es el método tradicional que se usaba antiguamente que consiste en levantar el gresite del vaso de la piscina, hormigonar de nuevo la piscina y volver a revestir de gresite. Solo es válido para piscinas de hormigón construidas en terrenos que no suelen dar ningún problema de movimientos o de clima adverso.

Si necesita impermeabilizar el vaso de su piscina, no dude en contactar con nosotros para explicarnos su caso y que podamos darle la mejor solución. Siempre le daremos más de una opción para la impermeabilización de su piscina y le haremos la mejor oferta con las mejores garantías.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665