Construcción de escaleras de acceso a la piscina

Una de las reformas más comunes que se realizan en el sector de la piscina es la construcción de escaleras de obra integradas en el vaso de la piscina para facilitar el acceso a la misma. Una alternativa es la construcción de una rampa de acceso, pero esta opción es más complicada y por tanto más costosa.

Una de las principales partes de las que se compone una piscina son las escaleras de acceso a la misma. Dependiendo de las escaleras que se pongan, se tendrá un acceso más sencillo y cómodo o más dificultoso. Las escaleras de acceso integradas en el vaso de la piscina actúan como el apoyo de los bañistas a la hora de entrar de forma cómoda y segura a la piscina y son de gran ayuda para niños y personas mayores con problemas de movilidad que podrán disfrutar de la piscina sin problema.

Cuando nos decidimos a construir unas escaleras de obra en una piscina, debemos de conocer que hay varios tipos o varias formas de construirlas que describimos a continuación:

Escalera romana
Escalera romana para piscinas

Este tipo de escalera se suele construir frecuentemente en las piscinas de obra rectangulares o cuadradas de obra. Se debe de ampliar la piscina ligeramente para formar un arco y construir los peldaños. Normalmente tienen 3 o 4 escalones que se ubican en los laterales de la piscina o en las esquinas. Quedan muy estéticas y no dañan en nada el aspecto final de la piscina.



Escalera de ángulo para piscina
Escaleras de angulo para piscinas

Estas escaleras son las más empleadas en el mundo de las piscinas porque es fácil de construir, cómoda y ocupa poco espacio. Como su nombre indica, se ubican en las esquinas o ángulos de las piscinas que tienen una forma rectangular y suelen contar con entre 3 y 5 escalones que permiten llegar al fondo de la piscina del punto de acceso.



Escaleras rectangulares
Escaleras rectangulares para piscina

Son escaleras de obra en forma de cuadrado o rectángulo que se construyen en los laterales de la piscina ocupando todo el ancho. Cada vez son más comunes porque dan a la piscina un aspecto moderno, además no hay que modificar el perímetro de la piscina y se puede acceder la piscina por todo un lado completo de la misma. Se pueden instalar en piscinas de varias formas y también sirven como asientos. No suelen sobrepasar los 4 peldaños.


También existe la posibilidad de incorporar una escalera prefabricada a la piscina pero nunca va a ser tan accesible como la construcción de una escalera de obra. Estas escaleras son autoinstalables y pueden ser de acero inoxidable, de plástico, de poliéster o de fibra.

Si está pensando en mejorar su piscina construyendo unas escaleras de acceso o si por cualquier normativa se ve obligado a poner unas escaleras de obra integradas en el vaso de la piscina, no dude en contactar con nosotros ya que contamos con una amplia red de profesionales que se dedican a realizar este tipo de trabajos con la mayor calidad y garantía. Rellene nuestro formulario de presupuesto online y le pasaremos la mejor oferta posible.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665