Reparaciones frecuentes piscinas

Las reparaciones de piscina más frecuentes

La durabilidad de tu piscina, como es lógico, siempre va a depender de la calidad en la fabricación e instalación de la misma. Puede ocurrir que, de repente, haya una avería y tengas que acometer los arreglos y reformas oportunos. Estos son las averías de piscinas más frecuentes:

Tanto en una piscina pública como en una privada, nada puede fallar. Una simple avería puede obligarte a tener que cancelar el uso de la piscina, un imprevisto que de sucederse en un negocio hotelero u hostelero puede causarte incluso prejuicios económicos. Está claro que en ocasiones no podemos adelantarnos a estos problemas que llegan de repente pero nunca está de más identificar cuáles son las reparaciones de piscinas más frecuentes que te puedes encontrar.

El vaso de la piscina es la estructura de mayor tamaño y por tanto la encargada de contener el agua. Existen de tantos tamaños y materiales como puedas imaginar: acero galvanizado, hormigón, poliéster, PVC… y además cuentan con revestimientos distintos, siendo los más frecuentes de pintura, de gel o revestimientos cerámicos. Sin embargo un error en él puede echar abajo tus planes. Las fugas de agua, por ejemplo, son algunas de las averías de piscinas más frecuentes.

Además del vaso de la piscina, otras averías están relacionadas con el sistema de mantenimiento de la misma. El equipo de mantenimiento de la piscina es el encargado de tratar el agua o lo que es lo mismo, la aspira, la filtra, elimina la suciedad y la devuelve de nuevo a la piscina. ¡Imagina que esto falla! Debes saber que los equipos de filtración incluyen varios componentes que por su propio uso se van deteriorando.

Otra reparación de piscinas frecuente se encuentra en la bomba, que es el mecanismo que mueve el agua. Las causas por las cuales se estropee la bomba pueden ser varios: una humedad alta, una bomba demasiado tiempo parada, un error en el propio entorno donde se aloje, la oxidación… todo ello puede llevar a que las carcasas, conexiones y rodamientos dejen de funcionar. No limpiar los prefiltros o el cestillo del prefiltro puede ocasionar también que la bomba deje de funcionar dejando a nuestra piscina prácticamente inutilizada.

Las averías del filtro son otras reparaciones de piscinas frecuentes. Con el paso del tiempo puede ocurrir que la arena que contiene se apelmace en las paredes del filtro haciendo que cada vez éste sea menos eficiente e incluso se facilite la aparición de bacterias. La poca limpieza de los filtros puede crear la llamada sobrepresión en el filtro, reduciendo su resistencia y acortando la vida del filtro.

Otra de las averías en piscinas son aquellas que afectan a la válvula selectora, la encargada de redirigir el agua para realizar las funciones del equipo de filtración, que puede llegar a provocar una pérdida de agua por el desagüe además de una rotura de la propia válvula por exceso de presión.

Sea cual sea la reparación que necesite su piscina, Piscinazos la gestionará de la mejor manera posible enviando a los profesionales más especializados del sector en el tipo de avería que tenga. Para ello, solo tiene que contactar con nosotros rellenando el formulario de presupuesto online y buscaremos en nuestro directorio de más de 2.000 profesionales, la empresa ideal de su zona que pueda reparar su piscina.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665