Reparar piscina de fibra

Cómo reparar una piscina de fibra

Cuando una piscina de fibra de vidrio presenta grietas o roturas en los contornos o en las partes de las paredes es que ha llegado el momento de arreglarla. Reparar piscinas de fibra de vidrio puede parecer más fácil de lo que en realidad es, por lo que para evitar consecuencias peores, es necesario contar con profesionales cualificados que sepan cómo reparar este tipo de estructuras.

Es fundamental respetar las consignas de seguridad en todo momento, dado que una realización deficiente de los trabajos por personal no cualificado podría acabar provocando males para todos como podrían ser, por ejemplo, la intoxicación con las resinas propias de este tipo de las piscinas de fibra. A pesar de los riesgos evidentes de hacer el trabajo de forma amateur, no hay nada que temer si son profesionales quienes lo realizan.

Así, una piscina de fibra, puede ser reparada por un equipo de profesionales en cuestión de unas pocas horas sin ningún tipo de riesgo para usted ni para ellos y garantizando que el resultado de su trabajo sea óptimo. Según las características de la piscina de fibra y de los desperfectos que tenga, a reparación podrá tener lugar en el taller de la empresa reparadora o directamente en la vivienda en la que se sitúa la piscina.

Es conveniente pintar después

El proceso de reparación puede parecer sencillo, pero no lo es en absoluto. Para reparar una piscina de fibra es necesario disponer de resina y de fibra con la que realizar revestimientos o productos como nuevo gel coat. Estos productos deben aplicarse en la zona en la que está el desperfecto, grieta o arañazo. Muchas personas consideran que a mayor cantidad de fibra de vidrio o de resina es mejor, pero el acabado del trabajo depende menos de la cantidad de producto utilizado que de la pericia y profesionalidad del equipo que se encarga de arreglarla, que es la pieza fundamental de toda reparación en una piscina de fibra.

Uno de los objetivos principales a la hora de reparar una piscina de fibra que toman en cuenta los profesionales, es evitar a toda costa la existencia de “parches” de color diferente en la superficie de la piscina. Estos "parches" se deben en general a una mala aplicación de los productos y a una reparación en absoluto profesional de la piscina de fibra. Para evitar la existencia de estos parches es conveniente pintar de nuevo toda la piscina de fibra. Eso sí, esto se trata únicamente de una cuestión estética (dado que son bastante antiestéticos los parches), dado que si el trabajo de reparación ha sido bien hecho, no habrá consecuencias.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de empresas instaladoras de piscinas de poliéster y fibra no realizan reparaciones, ya que solo se dedican a la venta e instalación. Aunque la reparación de una piscina de fibra no es tarea fácil, en Piscinazos trabajamos con los pocos profesionales que hay en España especializados en este tipo de reparaciones, por lo que si tiene alguna avería en su piscina de fibra, no dude en contactar con nosotros y remitiremos su solicitud al profesional de su zona que mejor le pueda solucionar el problema.

Solicite 3 presupuestos
¡Y ahorre hasta un 30%!
o llámenos al 635 776 665